¿Por qué damos continuidad al programa Cuerpo y cuidado?

 

El conocimiento es solo un susurro, hasta que se hace carne

PROVERBIO AFRICANO

 

André Sanou, Bobo-Dioulasso

 

Realidades que no imaginamos

No deja de ser sorprendente que la mayoría de nosotros no tengamos presente que el hecho de viajar es un privilegio. No por los costes que suponen los desplazamientos, sino por el simple hecho de tener la libertad para hacerlo. En Burkina Faso la mayoría de la población no consigue cumplir con los requisitos fijados para obtener un visado y salir del país.

Allí las condiciones de vida son muy duras para la mayoría, hay poco tiempo para el cuidado más allá de la supervivencia del día a día. Aquí hay mucho tiempo para el cuidado pero está infravalorado, nos paseamos en la falsa abundancia que nos hace creer que todo tiene fácil solución y que no necesitamos al otro. Es tanto el hábito de alejarnos de las realidades, que caminamos ajenos a las libertades que vamos entregando día a día.

Por tanto, viajar a Burkina Faso para impulsar una actividad que favorece la salud, el encuentro y el cuidado no es solo una ventaja para las mujeres a las que se destina esta actividad. Es un acto necesario para darnos cuenta de lo que aquí estamos despreciando, para que tengamos opción de recuperarlo. Es una oportunidad para aprender de estas sociedades lo que aun encarnan y las hace fuertes: el valor de la cooperación.

 

El cuerpo como eje en el cuidado y la cooperación

El hecho de que lo compartido entre mujeres de aquí y mujeres de allí sea el trabajo corporal enfocado al cultivo de la percepción, hace que el aporte en ambas direcciones esté sostenido por un tocar de pies en el suelo. Atender también la voz del cuerpo en los proyectos y decisiones implica estar en continuo contacto con las necesidades y oportunidades reales, nos aleja de los diseños y estrategias que después no encajan en la realidad en la que se quieren implantar.

De hecho, esta es una reflexión a posteriori. Por experiencia sabemos que proyectar también con el cuerpo trae estos resultados. Pero el primer viaje para encontrarnos con las mujeres burkinabesas no iba sostenido por la idea que aquí desarrollamos. El conocimiento del que disponíamos sobre ellas era solo un susurro.

La acción que aquí planteamos es fruto de ese primer encuentro guiado por el anhelo de conocer otras realidades, sus necesidades y las nuestras. El programa Cuerpo y cuidado nace de:

  • la necesidad expresada por las mujeres de Bobo-Dioulasso de materializar y sostener un espacio de encuentro para el cuidado individual y mutuo;
  • nuestra necesidad de encontrarnos con ellas y su sociedad para hacer carne lo que creemos que significa la palabra cooperación.

Y el camino que nos disponemos a recorrer es el de:

  • facilitar un flujo de intercambios para este doble objetivo en ambas culturas: cultivo del cuidado y la cooperación;
  • desarrollar el mismo programa en localidades catalanas, después de averiguar y verificar si en nuestro territorio existen colectivos con la misma necesidad.

 

 

Tere Puig · Elisabet Vidal

 

 

Related Posts
Leave a Reply

¿Quieres recibir noticias nuestras?
COLABORA EN LOS PROYECTOS

Reunión de médicos tradicionales en Kolda

0% financiado

Obra de Steve Godfroyd

Devolver el reconocimiento a la medicina y a los médicos tradicionales

«Los médicos tradicionales en Senegal han colaborado durante años con las estructuras sanitarias para tejer un vínculo en bien de la salud de la población. Ahora es necesario que hagamos la segunda parte del trabajo: dar el reconocimiento y el lugar que merecen a la medicina y a los médicos tradicionales» Séku Baldé, psiquiatra y Responsable de educación para la salud en el departamento de Kolda.

 

Facilitamos que se realice una reunión a finales de noviembre, moderada por Séku Baldé y Marcel Monteil -nuestro Gestor de proyectos en Senegal-, con la asistencia de diez médicos tradicionales aproximadamente. El objetivo es iniciar un proceso de diálogo enfocado a la recuperación del reconocimiento de este sector de la medicina senegalesa.

Séku Baldé será la persona que encamine y cuide del recorrido que las conclusiones de la reunión generen. Marcel Monteil documentará el encuentro a través de escritos y material gráfico.

El presupuesto se destinará a:

  • Desplazamientos de los médicos tradicionales entre sus respectivas poblaciones y Kolda, donde tendrá lugar el encuentro.
  • Desplazamiento de Marcel Monteil desde Dakar a Kolda.
  • Dietas.
  • Remuneración del trabajo de Séku Baldé y Marcel Monteil.
  • Remuneración para la edición del material escrito y/o gráfico posterior al encuentro.

 

+ información 

 

Seleccionar el método de pago
Información personal

Total de la donación: 10,00€